El servicio de limpieza de oficinas es aquel que se encarga de la limpieza y mantenimiento de los lugares de trabajo. Hoy, queremos contaros los mejores consejos para elegir un servicio profesional y competitivo a la hora de limpiar vuestras oficinas.

¿Qué debemos saber sobre la limpieza de oficinas?

Si te estás planteando la opción de contratar un servicio de limpieza de oficinas, a continuación te daremos algunos consejos sobre lo que debes tener en cuenta antes de tomar una decisión:

Pide referencias

Pregunta entre tus conocidos si saben de alguna empresa de limpieza que sea de confianza. De esta forma, tendrás la seguridad de que tu oficina estará en buenas manos y podrás estar más tranquilo. No obstante, también puedes investigar en los foros y páginas de opiniones.

Adaptación a la normativa

En la actualidad, existen muchas empresas de limpieza pero no todas cumplen estrictamente con la legislación vigente. Es importante que la empresa que contrates cuenta con un seguro de responsabilidad civil que cubra los robos, accidentes o cualquier otro incidente que se produzca durante el servicio. Además, exige que los empleados tengan un contrato legal.

Presupuesto de limpieza

El presupuesto de limpieza final es otra de las cuestiones que tendrás que valorar antes de firmar el contrato con una determinada empresa. Sin embargo, no es el factor más importante. Puede que encuentres una muy barata pero que no te ofrezca todos los servicios que necesitas o que incluyan sorpresas en la letra pequeña.

¿Qué tareas se llevarán a cabo?

Analiza cuáles son las zonas que deben limpiarse y cuánto deberá dedicarse a cada una de ellas. Esto te permitirá solicitar un número de horas en concreto y ajustar la tarifa. Además, te evitará problemas en el futuro, ya que se dejará claro cuáles son las tareas que se necesitan. Además, es importante que te asegures de que no se usarán productos tóxicos que puedan ser perjudiciales para la salud de los empleados.

Profesionalidad del equipo de trabajo

Es fundamental que los empleados que vayan a realizar los servicios de limpieza de tu empresa tengan experiencia en este ámbito para que sepan elegir los mejores productos para cada material. De esta manera evitarás problemas derivados de un mal uso.

Apuesta por relaciones duraderas

Una vez que hayas valorado todo lo anterior, lo mejor es apostar por una relación a largo plazo. Lo más habitual a la hora de contratar servicios de limpieza para una oficina es firmar contratos anuales o bianuales, pero si estás contento con los servicios prestados, podrás renovar con ellos, ya que conocen mejor que nadie tus instalaciones, tus necesidades y tus peculiaridades. Además, con frecuencia, las empresas de limpieza premian a sus clientes más fieles, por lo que es posible que puedas beneficiarte de alguna oferta o descuento por antigüedad.

Si estás pensando en contratar un servicio de limpieza de oficinas, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. ¡Tenemos las mejores soluciones!